10 Consejos para cuidar tu piel en invierno.


1.- Hidratación. La piel ha de mantenerse hidratada todo el año. Como veremos, algunas zonas sufren más con el frio y el viento, aunque no hay que descuidar el resto del cuerpo, que con la ropa de abrigo "vemos menos".

2.- Protección solar. Aunque sólo llevemos expuesta la cara, no hay que descuidar la protección solar en invierno. El sol tiene menor intensidad pero su acción perjudicial persiste. Lógicamente en la nieve, la protección ha de ser máxima, porque en altura el sol tiene menos filtro atmosférico y la nieve actua como un auténtico espejo, por lo que la protección ha de ser máxima.

3.- Ducha con agua tibia. Con el frio apetece una buena ducha caliente para entrar en calor rápido. La temperatura del agua debe ser tibia, no excediendo los 36-37. El agua caliente agrede la piel y dilata los capilares superficiales, pudiendo ocasionar una dilatación permanente de los mismos. Además se desaconseja para personas que tengan alteraciones del retorno venoso de los miembros inferiores.

4.- El invierno es la mejor época para realizar tratamientos despigmentantes como peelings químicos. Es más sencillo protegerse del sol y éste tiene una menor intensidad.

5.- Cuidado de la piel de los labios y el contorno de ojos. Son zonas muy expuestas que sufren sobretodo con el frío intenso y especialmente con el viento. Se recomienda usar cremas hidratantes de contorno de ojos específicas y pintalabios o cacao con frecuencia.

6.- Intensificar el cuidado de las manos, con cremas hidratantes adecuadas con base de urea preferentemente y protegerlas del frío y viento con guantes. Como siempre se recomienda el lavado frecuente de manos por razones de higiene, especialmente para evitar catarros comunes y la temida gripe, que tienen como vía de propagación el contacto con las manos al estornudar, toser, etc. De esta manera evitaremos transmitirla y también los contagios al tocar superficies contaminadas. Es muy importante usar jabones adecuados y siempre hidratar las manos justo después del lavado y tras un secado adecuado.

7.- Precaución con los cambios bruscos de temperatura, al pasar de ambientes calurosos (todos sabemos que las calefacciones en invierno funcionan aveces en exceso) a ambientes fríos. Estos cambios bruscos pueden causar dilataciones en los capilares superficiales de la piel, especialmente en las mejillas, que pueden llegar a ser permanentes, ocasionando teleangiectasias o arañas vasculares.

8.- Protege la cara y las manos del viento. Evitarás el deterioro de las capas más superficiales de la piel, que son esenciales para mantener una piel sana e hidratada.

9.- Cuidar la alimentación. Especialmente, consumir frutas y verduras frescas, ricas en vitamina C, que tiene excelentes propiedades antioxidantes y protectoras para la piel. Es muy importante también no descuidar la hidratación y beber frecuentemente, impidiendo que aparezca la sensación de sed.

10. Hábitos saludables. El consumo de alcohol y tabaco está desaconsejado todo el año, no solo en invierno. En climas muy fríos, el alcohol de alta graduación proporciona una falsa sensación de calor, que además deshidrata el organismo de forma muy considerable.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Para agendar una cita

691 349 501

© 2017 DERMOLASER GESTIÓN S. L. Marca y logos registrados. Todos los derechos reservados.

Centro Sanitario, autorizado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, con NICA: 50301

  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Depilación láser en Málaga